Buscar
Close this search box.

Un refinado SUV con la mejor tecnología y equipación

Únete a nuestra newsletter de marketing

Contenido del artículo

Jeep es una marca excepcional y que se ha ganado su fama a nivel mundial por hacer camionetas que soporten todo tipo de condiciones, que sean fiables y, además, que mantengan un nivel estético muy alto. El caso de la Cherokee 2015 es el ejemplo perfecto de esto y uno de los puntos más altos de la marca que ha vendido ejemplares en todo el mundo y con un éxito arrasador. Una camioneta refinada, que mantiene el estilo de la marca con sus especiales características y que se adapta a cualquier terreno con mucha facilidad y maniobrabilidad. Para saber más acerca de este emblemático modelo de Jeep, te contamos brevemente sus puntos más altos y porqué deberías comprarla sin dudarlo.

El crossover perfecto

La Jeep Cherokee resultó ser la combinación perfecta entre lo que tiene que ofrecer una SUV pensada para la calle y la ciudad de todos los días, así como también tiene muy buenas prestaciones para el offroad. Esto quiere decir que tanto para los amantes de las aventuras como para una persona que quiera mucha comodidad, le gustan las camionetas, y quiera combinar ambos factores, resulta ser el vehículo ideal con la tranquilidad de adquirir un SUV de una marca de primera línea y que se especializa en este tipo de vehículos. Es por esto que para los especialistas, fue denominada como el crossover perfecto ya que en los test que se le realizaron, casi por unanimidad se llegó a la conclusión de que aprueba en todas las pruebas realizadas y sus prestaciones son acordes a lo esperado.

Quizá te interese leer:  ¿Hubo vida inteligente antes de la vida humana en la tierra?

Un motor para cada preferencia

Uno de los factores claves que tuvo la Cherokee para tener tanto éxito es que estaba disponible tanto con motor de cuatro cilindros en línea como el tan esperado y bien logrado motor V6 con muchas más potencia para los amantes de los caballos de fuerza. En primer lugar, su motor de cuatro cilindros contaba con 184 caballos de poder mientras que su versión más poderosa V6, contaba con un total de 271 caballos veloces. En todas sus versiones y con ambos motores, la Cherokee salió al mercado con una caja de cambios automática de nueve velocidades, ya sea para su uso en carretera como en el offroad.

Un vehículo preparado para lo que sea

Una de las particularidades que tuvo la Cherokee al momento de lanzarse fue que el comprador podía elegir entre equiparlo con tracción delantera o con tracción en las cuatro ruedas, sin importar el motor del modelo. Aunque sí para las versiones estándar contaban con sistema 4WD clásico mientras que para las versiones deportivas y tope de gama contaba con su nuevo sistema de tracción activa que mejora el agarre y el comportamiento del auto en condiciones más inhóspitas como la nieve o tormentas de barro. Todo esto, el piloto puede seleccionarlo desde la cabina con tan sólo apretar un botón, por lo que la comodidad y sus prestaciones se encuentran a disposición de uno a todo momento.

Quizá te interese leer:  Tendencias tecnológicas que moldearán el futuro

Deja un comentario

Suscríbete y aprende TODO sobre Marketing Digital