Periféricos

Comprar un monitor para jugar: lo que tienes que saber para elegirlo

Comprar un monitor para jugar

Los fabricantes de monitores son conscientes de cómo cambia la experiencia del PC con diferentes especificaciones de monitores y han inundado el mercado con todo tipo de opciones. ¿Pero qué características y especificaciones son más valiosas para comprar un monitor para jugar? ¿Necesitas un 5K, 4K, Quad HD, Full HD o simplemente HD, y cuál es la diferencia de todos estos modos? ¿Cuánto deberían afectar las tasas de actualización y los tiempos de respuesta a tu decisión de compra? ¿Las funciones como la luz azul baja sin parpadeo, G-Sync y FreeSync realmente importan? ¿Y cómo varían tus necesidades si eres gamer frente a si solo eres jugador ocasional?

Características en las que debes fijarte para comprar un monitor para jugar

Resolución

El primer y más importante factor a considerar para comprar un monitor para jugar es, por supuesto, la resolución de la pantalla. Los monitores de juego de la actualidad pueden tener las siguientes resoluciones: 1080p (Full HD) 1440p (QHD / 2K) 2160p (UHD / 4K).

Una resolución más alta significa un recuento de píxeles más alto que, a su vez, significa un mejor detalle visual y una mayor claridad de imagen. Sin embargo, el mayor obstáculo de la mayoría de los jugadores que usan monitores con resoluciones QHD y UHD son las limitaciones de hardware. QHD se está convirtiendo poco a poco en el nuevo estándar, ya que la mayoría de las plataformas de juegos de rango medio pueden mantener un 30 FPS estable en esa resolución. Los UHD es una historia completamente diferente, ya que solo las GPU modernas más poderosas podrán subir a más de 30 FPS y esperar alcanzar los 60. Dicho esto, antes de decidir cuál es la resolución ideal, considera la potencia de tu tarjeta gráfica, el rendimiento y calidad visual. En la mayoría de los casos, lo mejor es comprar monitores con una resolución más alta (QHD o UHD) debido a que es más rentable para el futuro.

Comprar un monitor para jugar

Frecuencia de refresco

La frecuencia de actualización de un monitor se mide en Hertz (Hz) y calcula cuántas veces el monitor puede actualizar la imagen mostrada por segundo. Esto también determina cuántos fotogramas por segundo podrá reproducir el monitor. Las pantallas pueden tener las siguientes tasas de actualización: 60Hz, 144Hz y 240Hz Es importante tener en cuenta que una alta tasa de actualización no sirve para nada a menos que tu tarjeta gráfica sea lo suficientemente buena como para procesar la cantidad adecuada de fotogramas por segundo. Por lo tanto, antes de decidirte por un monitor de 144Hz o de 240Hz, asegúrate de que su tarjeta gráfica pueda ejecutar los juegos que desee a niveles de cuadros tan altos.

Refresco adaptativo

También debes considerar el FreeSync o G-SYNC si no quieres que la pantalla deje de funcionar mientras juegas. Muchos de los monitores de juego actuales ya incluyen cualquiera de estos dos sistemas de refresco adaptativo, así que estén atentos a eso. AMD FreeSync no tiene un coste adiccional junto al precio base del monitor y solo es compatible con las tarjetas gráficas AMD, mientras que si el monitor incluye el sistema NVIDIA G-SYNC tendrás que pagar de 100 a 150 euros más y solo funciona con tarjetas NVIDIA. Comprar un monitor con cualquiera de estas tecnologías hará que el monitor tenga más rendimiento.

Tecnología del panel

Los monitores actuales tienen dos tipos de paneles: TN o IPS. Sin entrar en las diferencias técnicas entre los dos, vamos a abordar sus características principales.

Los paneles IPS ofrecen una mejor calidad visual. Esto significa una reproducción del color más vibrante y precisa, así como mejores ángulos de visión. Por otro lado, la mayor ventaja de un panel TN es que admiten tiempos de respuesta más rápidos.

Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta se mide en milisegundos (ms) y representa el tiempo que necesita un píxel para cambiar de negro a blanco o cambiar entre diferentes tonos de gris. ¿Pero qué significa esto cuando hablamos de videojuegos?

Esencialmente, cuanto menor sea el tiempo de respuesta, más suaves serán los movimientos de la cámara. Por otro lado, un alto tiempo de respuesta conducirá a un desenfoque de movimiento, ya que los píxeles no tienen tiempo suficiente para cambiar de color durante el movimiento rápido de la cámara.

Como hemos mencionado anteriormente, los paneles TN admiten tiempos de respuesta de 1 ms, mientras que los paneles IPS solo pueden alcanzar los 4 ms. La opción que elijas dependerá completamente de si te decantas por la capacidad de respuesta o la calidad visual. Además, es posible que ni siquiera notes una diferencia entre 1 ms y 4 ms, a menos que los compares uno al lado del otro o que ya estés acostumbrado a tiempos de respuestas más cortos.

Tamaño de la pantalla

El tamaño de la pantalla no es tan importante con los monitores, ya que jugarás cerca del monitor y las diferencias son bastante menores. Hoy en día, los monitores gamer se encuentran entre las 21 y 27 pulgadas, ya que representan el equilibrio perfecto entre claridad visual y comodidad de visualización. El tamaño que elijas depende totalmente de ti, aunque si vas a usar un monitor de 1080p, es mejor que no mida más de 24 pulgadas, ya que la densidad de píxeles más baja inevitablemente dará lugar a una imagen de peor calidad.

Las mejores ofertas que hemos encontrado para comprar un monitor gaming

OFERTASuperventas No. 1
LG 22MK400H-B - Monitor Gaming FHD de 54,6 cm (21,5") con Panel TN...
  • Pantalla Full HD de 21.5 pulgadas con resolución 1920 x 1080 píxeles...
  • 1 ms (GTG) de velocidad de respuesta para poder disfrutar de tus...
  • Acción en tiempo real y sin retrasos gracias a Dynamic Action Sync y...
  • Estabilizador de Negros, que permite colores oscuros más...
  • Mayor productividad, hasta en 4 pantallas con el modo Screen Split...
OFERTASuperventas No. 2
HP 25x - Monitor Gaming de 24.5'' Full HD (1920x1080, TN, 16:9 HDMI...
  • Pantalla TN FHD con respuesta 1ms y actualización de 144Hz
  • Con el modo Low Blue Light rebajarás el nivel de esfuerzo para la...
  • 100 mm de ajuste de altura para que tu pantalla esté siempre en la...
  • Pantalla con micro-borde
OFERTASuperventas No. 3
BenQ GL2580H - Monitor Gaming de 24.5" (Full HD, 16:9, HDMI, DVI, VGA,...
  • Pantalla Full HD: disfrute de una calidad de imagen impecable gracias...
  • Tiempo de respuesta rápido de 1 ms (GTG): el rápido tiempo de...
  • Diseño ultrafino con bordes biselados: minimice las distracciones y...
  • Eye-Care: las tecnologías Low Blue Light y Flicker-Free evitan la...
  • Sistema de organización de cables: esconda los cables en el interior...
OFERTASuperventas No. 4
Samsung LC24F390FHU - Monitor para PC Desktop de 24'' (1920 x 1080...
  • Pantalla de 24 pulgadas con una resolución de 1920 x 1080 píxeles
  • Brillo de pantalla: 250 cd / m²
  • Interfaz de montaje VESA 75 x 75 mm
  • Consumo de energía máximo 25 W
OFERTASuperventas No. 5
LG 27MP59G-P - Monitor Gaming FHD de 68,6 cm (27") con Panel IPS (1920...
  • 1 ms de velocidad de respuesta gracias a la tecnología Motion Blur...
  • Muestra por encima del 99% del espectro de color con adobe rgb
  • Freesync para disfrutar toda la acción sin parpadeos
  • Estabilizador de negros, que permite colores oscuros más...
  • Acción en tiempo real y sin retrasos gracias a dynamic action sync...
OFERTASuperventas No. 6
LG 24MK400H-B - Monitor Gaming FHD de 59,8 cm (23,8") con Panel TN...
  • Pantalla Full HD de 23.8 pulgadas con resolución 1920 x 1080 píxeles...
  • 1 ms (GTG) de velocidad de respuesta para poder disfrutar de tus...
  • Acción en tiempo real y sin retrasos gracias a Dynamic Action Sync y...
  • Estabilizador de Negros, que permite colores oscuros más...
  • Mayor productividad, hasta en 4 pantallas con el modo Screen Split...

Comprar un monitor para jugar: lo que tienes que saber para elegirlo
5 (100%) 3 voto[s]

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir