Curiosidades

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir una buena lavadora?

Factores para elegir una buena lavadora

Uno pensaría que todas las lavadoras son iguales y que todos los modelos hacen un trabajo decente en las fases de lavado, aclarado y centrifugado, pero lo cierto es que hay muchas máquinas que fallan en estas tareas básicas. Por este motivo vale la pena investigar antes de comprar lavadora balay o cualquier otra marca de las muchas que hay en el mercado. Desde el tamaño del tambor hasta la velocidad de centrifugado, en este artículo te contamos todo lo que debes saber para elegir una buena lavadora con todas las prestaciones necesarias.

Los factores que tienes que considerar a la hora de elegir una buena lavadora

Material del tambor

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una buena lavadora es el material del que está hecha. Y, más concretamente, el material del tambor, que puede ser de plástico, esmalte de porcelana o acero inoxidable. Los dos primeros tipos de lavadora son más baratos, y entre ellos es mejor el que tiene el tambor de plástico ya que este revestimiento es más duraderos que el esmalte, que puede astillarse y oxidarse. Los tambores de acero inoxidable son los mejores, ya que son los más duraderos y pueden soportar altas velocidades de centrifugado.

Ajustes de lavado

La mayoría de las máquinas tienen programas de lavado preestablecidos, como «lavado suave» para ropa delicada y opciones de nivel de agua. Es importante que puedas personalizar y guardar tus ajustes de lavado favoritos a través de controles rotativos, un touchpad o una pantalla táctil.

Cómo elegir una buena lavadora

Centrifugado

La potencia del motor y del ciclo de centrifugado son también factores importantes para elegir una buena lavadora. El centrifugado se mide en revoluciones por minuto (rpm). Cuanto más altas sean las rpm, mejor secará tu ropa, por lo que una lavadora con un motor potente que tenga una alta velocidad de centrifugado ayudará a que tu ropa se seque más rápido. Aunque deberás tener en cuenta el tipo de tejido que estás lavando para ajustar la velocidad del centrifugado. Para las prendas delicadas, el ciclo de centrifugado es de 300-500 rpm, mientras que para las prendas más gruesas, como los vaqueros, debe ser de 1000 rpm

Ciclo de lavado ‘fuzzy’

Esta función es muy útil y hay que tenerla presente a la hora de elegir una buena lavadora. Las máquinas que cuentan con este programa tienen la ventaja de que seleccionan automáticamente las mejores condiciones de lavado en función de la cantidad de ropa. Detecta el peso de la ropa y luego determina cuánta agua, detergente y tiempo se necesita para limpiar la carga. Por lo tanto, no es necesario que te molestes con ninguna configuración, sino que la lavadora elegirá por sí misma lo que más conviene, haciendo el proceso de lavado mucho más fácil.

Control de temperatura

Prácticamente todas las lavadoras modernas vienen con un calentador incorporado que ayuda a ajustar la temperatura del agua. Esto puede ser útil en invierno especialmente y, además, el agua caliente limpia mejor la ropa. Especialmente destacables son las lavadoras que tienen un ajuste de vapor, que ayuda a combatir mejor la suciedad y las manchas.

Inicio diferido

Esta característica es de las que realmente marcan la diferencia a la hora de elegir una buena lavadora. El inicio diferido te permite cargar la lavadora y programarla para que se ponga en marcha más tarde. Esto es útil si deseas evitar el ruido en ciertos momentos o si quieres ponerla a una hora determinada -por ejemplo, programar que se inicie una hora antes de que llegues a casa de trabajar para poder tender la colada recién llegas-.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir