Curiosidades

¿Qué tipos de lavadora existen y cómo elegirla correctamente?

Tipos de lavadora

La lavadora se ha convertido en un elemento imprescindible en cualquier casa. Pero cuando hay que comprarla pueden surgir muchas dudas, ¿comprar lavadora Bosch o de otra marca? ¿Qué tipos de lavadora hay? ¿Son importantes algunas cosas como la eficiencia energética o las revoluciones de centrifugado?

Tipos de lavadora

Lavadora de carga frontal

La lavadora de carga frontal es la más común en nuestro país y también la más vendida. Su característica principal es que la puerta por la que se introduce la ropa está en la parte delantera, por lo que es necesario agacharse tanto para introducirla como para sacarla. Sus dimensiones suelen ajustarse bastante a todo tipo de cocinas y hay de diferentes capacidades para adaptarse al número de personas que hay en la vivienda. De 5 kg es ideal para 1 o 2 personas, de 7 kg para 3 o 4 y de 8 kg o más para familias numerosas.

Lavadora de carga frontal

Lavadora de carga superior

La lavadora de carga superior tiene la puerta por la que se introduce la ropa en la parte de arriba, por lo que en este caso no es necesario agacharse para introducirla o sacarla. Estas lavadoras ocupan menos espacio que las de carga frontal porque son más estrechas, pero también tienen menos capacidad de carga. Se pueden encontrar de máximo 7 kg. Son igual de efectivas que las de carga frontal y, además, su sistema permite meter una prenda a medio ciclo. El secado, sin embargo, suele ser algo más lento y también tienden a consumir más energía.

Lavadoras integrables

Una lavadora integrable es aquella que ha sido diseñada para que se adapte a la perfección a la cocina. Normalmente se coloca dentro de un mueble o encaja totalmente en un espacio para que no quede ningún hueco que pueda romper con la estética de la decoración. Suele ser de carga frontal pero las medidas no permiten que su capacidad de carga sea de más de 6 o 7 kg.

Lavadora integrable de carga frontal

Lavadora con función de secado

La lavadora con función de secado es un tipo de lavadora que, además de lavar, también seca. Hay modelos con función non-stop para que inicien el secado justo después del lavado de forma automática. A diferencia de la lava-secadora que veremos después, utiliza aire en vez de agua para condensar, por lo que se reduce considerablemente el consumo de agua. Se puede encontrar con una capacidad de carga de hasta 8 kg en el lavado y 5 kg para el secado. Es ideal para casas donde no hay espacio para dos electrodomésticos, es decir, una lavadora y una secadora.

Lava-secadora

La lava-secadora es ideal para viviendas con poco espacio, porque al igual que las lavadoras con función de secado, en un electrodoméstico se tienen ambas funciones. Además, existen modelos integrables. Este tipo se puede utilizar como lavadora, como secadora o las dos funciones juntas. Es decir, cuando termina el lavado, automáticamente iniciará el secado. A diferencia de la anterior, esta consumen más energía y agua.

Otras características importantes

Escoger una lavadora

Además de la capacidad de carga, cuando se compra una lavadora hay que mirar muy bien su eficiencia energética. Actualmente en el mercado se encuentran eficiencias energéticas de clase A+, A++ y A+++, siendo esta última la más eficiente y, por consiguiente, la que permite ahorrar en facturas y tiene un menor impacto en el medio ambiente.

También es importante valorar el nivel de ruido, sobre todo si las lavadoras van a ponerse durante la noche. Además, hay que mirar que tenga varios programas de lavado para poder escoger aquel que se ajuste más al tipo de ropa. Algunas incluyen programas especiales para el lavado de camisas, modo antialergias, modo sport, lavado rápido de 15 minutos o lavado de ropa oscura. Y, por último, que tenga altas revoluciones de centrifugado para conseguir un secado más eficiente.

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir