Cómo actuar en caso de extorsión cibernética paso a paso

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Contenido del artículo

Por desgracia, son muchas las personas capaces de cualquier cosa con el fin de conseguir sus objetivos. Normalmente, la mayor petición de los extorsionistas es el dinero, pero no se trata de la única solicitud que hacen. En estos tiempos en los que la tecnología es uno de los medios más destacados y en los que volcamos gran parte de nuestros datos, muchas amenazas o chantajes se realizan de forma online. Para saber cómo actuar en caso de extorsión cibernética, tan solo tienes que leer el siguiente artículo.

¿Qué es la ciberextorsión?

La extorsión es la conducta por la que se obliga a una persona, mediante el uso de la violencia o intimidación, a realizar u omitir algún acto en perjuicio propio o ajeno, normalmente de carácter económico.

En Internet, la ciberextorsión consiste en el mismo acto, de uso de violencia o intimidación, aplicada a través de los medios informáticos, de manera que se consiga que la víctima realice un acto en perjuicio propio o ajeno, tramitado a través de la web. El infractor y la víctima no tienen contacto directo más allá del realizado por las redes.

Conductas más comunes de ciberextorsión

Los extorsionadores, con el fin de chantajear a la víctima, llevan a cabo diferentes acciones, entre las que se encuentran el bloqueo del ordenador personal bajo petición de rescate económico o el secuestro de acceso a teléfonos móviles

Asimismo, bloquean las cuentas personales en diferentes redes sociales, realizan amenazas de publicación de información obtenida de la víctima y envían comunicados solicitando información personal bajo amenazas.

Ransomware

El ransomware es un tipo de malware que impide a los usuarios acceder a su sistema o a sus archivos personales y que exige el pago de un rescate para poder acceder de nuevo a ellos. Las primeras variantes de ransomware se crearon al final de la década de los 80 y el pago debía efectuarse por correo postal. Hoy en día los creadores de ransomware piden que el pago se efectúe mediante criptomonedas o tarjetas de crédito.

¿Tienes una empresa? Así puedes evitarlo

Lo más importante es concienciar a tus usuarios. Deben estar siempre informados de los riesgos que conlleva no disponer de un buen sistema de seguridad.

Asimismo, es importante definir las políticas de navegación en la empresa, es decir, asignar una serie de reglas de navegación web que controlen la reputación de los sitios a los que se tiene pleno acceso.

Otras recomendaciones

Otra de las recomendaciones es diseñar una solución a tu medida. Es imprescindible tener la solución de seguridad que necesita la empresa y mantenerla actualizada.

No nos debemos olvidar de establecer protocolos que permitan controlar las instalaciones y ejecuciones del software. Además, debes examinar el catálogo de tus aplicaciones con frecuencia.

Las actualizaciones deben realizarse de forma permanente. Es importante determinar una política de actualización y de bloqueo de las distintas aplicaciones instaladas en los equipos.

Sexoextorsión

actuar en caso de extorsión cibernética

Una de las prácticas de extorsión más conocidas es la sexoextorsión. Cada año, miles de personas en todo el mundo caen víctimas de un fraude en Internet que se conoce como «sextorsión», es decir, extorsión sexual.

Después de ser engañadas y persuadidas para tener encuentros sexuales en la red utilizando una cámara web, son chantajeadas con la publicación de esas imágenes íntimas. Muchas veces, los extorsionadores amenazan con publicarlas en redes sociales o con enviarlas a los familiares y amigos de sus víctimas si no reciben una determinada suma de dinero a cambio.

En muchos casos, la trampa termina en tragedia, ya que muchos de los afectados deciden suicidarse al no aguantar la presión de la situación.

¿Cómo actuar en caso de extorsión cibernética?

Son varios los pasos que debemos seguir si queremos, de forma adecuada, actuar en caso de extorsión cibernética. A continuación describimos los más importantes.

No entres en pánico y denúncialo

Debes hablar con alguien de tu confianza y, sobre todo, denunciarlo a la policía. Las autoridades tomarán tu caso en serio y con confidencialidad y no te juzgarán por caer en este fraude. Hay muchas más víctimas; recuerda que no estás solo.

No pagues

Muchas víctimas que ya pagaron a los chantajistas continúan haciéndolo por miedo a que éstos cumplan sus amenazas. Pero si lo haces, los extorsionadores continuarán pidiéndote cada vez más y más dinero.

De hecho, muchas veces acaban haciendo realidad el chantaje a pesar de que se hayan cumplido todas sus exigencias. No accedas a sus imposiciones.

Corta el contacto con los criminales

Es fundamental que dejes de hablar con los criminales. Pero si ya lo hiciste, debes tomar capturas de pantalla de todas las conversaciones que mantuviste con ellos.

¿Se trata de sexoextorsión?

Si se trata de sexoextorsión, también es aconsejable que suspendas, al menos de forma temporal, las cuentas de todas tus redes sociales (pero no las elimines, para poder guardar las pruebas). Y, por supuesto, si algo ya fue publicado por parte de los extorsionadores, debes bloquearlo y denunciarlo. Presta atención a todo lo que veas en la red.

Guarda las pruebas

Además de las conversaciones con los estafadores, debes almacenar las pruebas que tengas de las imágenes con las que te están haciendo chantaje. Anotar todo lo que te hayan dicho los criminales y detalles sobre ellos también puede ser de ayuda.

Recuerda que no debes borrar las conversaciones, por más embarazosas que te resulten. Guárdalas en un lugar seguro. De lo contrario, te resultará más difícil probar que fuiste víctima de una extorsión. Y cuanto antes lo denuncies, mejor.

Grooming

actuar en caso de extorsión cibernética

Podemos definir grooming de manera sencilla como el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza del menor a través de Internet con el fin último de obtener concesiones de índole sexual.

Desde un acercamiento lleno de empatía y/o engaños se pasa al chantaje más cruento para obtener imágenes comprometidas del menor y, en casos
extremos, pretender un encuentro en persona. El daño psicológico
que sufren niños y adolescentes atrapados en estas circunstancias es enorme
.

¿Cómo actuar ante el grooming?

Siempre es importante actuar en caso de extorsión cibernética. Por ello, si queremos acabar con el grooming, lo primero que deberíamos hacer es disminuir el uso inadecuado de la cámara web. Por supuesto, no deberíamos consentir que un niño tenga el ordenador en su habitación con cámara web. Asimismo, deberíamos limitar la conexión a cantidades y momentos razonables, ya que es también una cuestión de probabilidad.

Por otro lado, es imprescindible dejar claro al menor que al más mínimo problema debe solicitar nuestra ayuda. No le vamos a abroncar ni a castigar, sino a ayudar. Esto es tan difícil como importante y debemos ser alertados antes de que el chantaje y acoso haya causado mayores daños.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario