Movilidad

Cómo convertir tu bicicleta en una eléctrica de forma sencilla

Convertir tu bici en una eléctrica

No cabe duda de que vivimos en la era de la movilidad eléctrica. De hecho, hoy en día, hablar de transporte sostenible, implica hacerlo de vehículos impulsados por un motor eléctrico. Motos, coches, monopatines y monociclos compiten por ser el medio de desplazamiento preferido por los usuarios. Igualmente, la bici de toda la vida está evolucionando también. Si quieres convertir tu bicicleta en una eléctrica, presta atención a los próximos apartados porque vamos a explicarte todo lo que debes saber al respecto.

Convertir tu bicicleta en una eléctrica

Esta alternativa es mucho más barata que adquirir una e-bike nueva, y supone, para los amantes del DIY, la opción más aceptable para salvaguardar la integridad de su bolsillo. En el mercado se comercializan kits de conversión que ofrecen todo lo necesario para llevar a cabo este proceso. Muchos repartidores profesionales ya se han apuntado a esta tendencia; si ellos pueden, tú también.

¿Qué elementos componen un kit de conversión?

Ejemplo kit de conversión

Dichos kits contienen cuatro elementos básicos  para llevar a cabo la conversión: la batería, el controlador, el acelerador y el motor (este último suele comercializarse adherido a una llanta especial que deberá sustituir a la llanta trasera de tu bici.

Como es lógico, también puedes encontrar kits de alta gama que contienen otras piezas accesorias destinadas a mejorar el rendimiento del sistema. No obstante, con uno básico es suficiente para empezar.

¿Cuál es el precio de un kit básico?

A partir de 200 euros es posible encontrar buenos sets de conversión. Una de las marcas más exitosas, en este sentido, CicloTek, ofrece paquetes por unos 230 €, aunque la capacidad de la batería y el rendimiento del motor son factores que influyen en el precio.

¿Puedo instalarlo por mi cuenta?

Sí, especialmente si eres un poco manitas, no tendrás ningún problema en seguir las instrucciones de montaje. Lo principal es situar todos los elementos mencionados de forma correcta en tu bicicleta y realizar las pruebas oportunas antes de la primera travesía.

Para que te hagas una idea de la dificultad de la tarea, piensa que la parte más complicada es acomodar la llanta trasera, que incluye el motor, como se dijo, y conectar el cableado de manera que no suponga ningún peligro durante la utilización de la bicicleta. En Youtube encontrarás diversos tutoriales que pueden ayudarte a realizar una instalación segura.

Cosas a tener en cuenta antes de elegir el kit adecuado

Ahora que ya sabes el truco que utilizan los e-bikers para motorizar su bici de toda la vida, te ofrecemos una lista de cuestiones a tener en cuenta antes de hacerte con tu kit de conversión.

Qué uso le vas a dar a tu bicicleta

Factores como las pendientes que hay a lo largo de tus recorridos habituales y las distancias diarias a recorrer deberían tener peso en tu decisión. Piensa que no es lo mismo moverse en un rango de 20 kilómetros que en uno de 40. En este último caso, necesitarás un sistema de gama superior.

La carga

Casi todos los kits vienen equipados con una batería extraíble, lo cual es muy recomendable para no tener que llevar la bici a cuestas toda la jornada. Gracias a esta particularidad podrás dejar tu bicicleta aparcada en la calle y llevarte solo la batería para cargarla en tu lugar de trabajo o domicilio. Además, debes valorar la tarifa eléctrica contratada y el tiempo necesario para completar su carga.

La marca de la bici

Hay bastantes marcas que se han lanzado a esta carrera sostenible. No todas ofrecen productos igual de fiables, así que, una vez comprobadas sus características y su adecuación a tus necesidades, no está de más consultar las opiniones de otros usuarios al respecto.

El motor es lo más importante

Aunque todos los demás elementos, y su calidad, tendrán influencia sobre el rendimiento de la bici y tu comodidad en todos los sentidos, el motor es la pieza clave. Hay varios tipos: de corriente continua con escobillas, o los brushless, de última generación. Si quieres priorizar la vida útil del motor, elige brushless; si quieres potencia de aceleración, elige los motores con escobillas.

La pantalla

Por último, hacemos referencia a la pieza que te permite comunicarte con el sistema de tracción eléctrico, y comprobar su desempeño. Casi todos los kits integran una pantalla de control. Según el precio, esta será LCD con botones o no. En la pantalla podrás ver la velocidad, la disponibilidad energética y otras métricas relevantes durante su utilización, por lo que, a veces, merece la pena gastar un poco más para contar con una pantalla avanzada.

Ya ves que convertir tu bicicleta en una eléctrica no es tan difícil. Solo hace falta un poco de voluntad y contar con algún kit de calidad cuya instalación sea sencilla. En cualquier caso, si tienes problemas durante el proceso, puedes consultar con algún mecánico local, seguro que puede ayudarte a terminar la conversión. Y te van más las motos, aquí encontrarás 5 alternativas económicas de calidad.

Las mejores ofertas que hemos encontrado para comprar un kit de conversión a bicicleta eléctrica

Superventas No. 1
MOMOJA 26"48V Kit de conversión de Bicicleta eléctrica E-Bike Rueda...
  • Sistema de accionamiento sin cadenas o engranajes móviles, sin...
  • El freno apaga el motor automáticamente y ahorra energía y mejora la...
  • Tenga en cuenta que los kits no son impermeables. Por favor no viaje...
  • Este kit de bicicleta eléctrica contiene todo lo necesario (excepto...
  • Diámetro: 26 ''. Paquete que incluye: motor 48V 1000W, rueda, radios...

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir