Curiosidades

Los 10 móviles más extraños que hemos visto en los últimos 10 años

Project Ara, uno de los móviles más extraños

En la última década hemos visto toda clase de excentricidades en el sector de la telefonía móvil. Y desde que salió al mercado el Golden Buddha Phone, uno puede esperarse cualquier cosa. Así, con afán divulgativo, vamos a rendir homenaje a las extravagancias más exóticas: prepárate para descubrir los móviles más extraños de los últimos 10 años.

A diferencia de la década anterior, en esta pasada la rareza era más de tipo técnico que estético. Algunas hibridaciones, desde la perspectiva actual, estaba claro que no iban a triunfar, pero sus fabricantes, algunos de primer nivel, echaron el resto intentando convencernos de que era justo lo que necesitábamos. Sin embargo, otros formatos raros o ultra vanguardistas arraigan. Ya se sabe, todos queremos ser exclusivos y el móvil, una prolongación de nuestro ser, puede ser una magnífica forma de ostentación.

Los móviles más extraños de la última década

Algunos no te parecerán tan raros a simple vista, pero si echas un vistazo al concepto que reside detrás de cada uno, acabarás dándote cuenta de son raros hasta en Marte. Uno es tan seguro que no sabrías ni encenderlo, y otro es más un tamagotchi que un teléfono serio, pero, sea como sea, llegaron al mercado con “buenas expectativas” y no todos han cruzado todavía la laguna Estigia (por algo será).

1. YotaPhone

Yotaphone

Aunque no encabeza la lista por ningún motivo en especial, bien podría encabezarla. Se trata de un smartphone ruso basado en Android que se caracteriza por tener dos pantallas. Una AMOLED, la principal, y otra posterior con tecnología de tinta electrónica.

Este juguete, que vio la luz en 2014, es perfecto para leer e-books sin cansar demasiado tus ojos, y favorece el ahorro de batería.

De todas formas, por muchas que sean sus ventajas, el teléfono cuesta 500 €, y salvo el tema de los e-books, pocas más innovaciones vas encontrar en su interior. Aún así, ya van por el Yota 2.

2. Polyvision Phone

Polyvision Phone

El Polyvision Phone fue diseñado por la marca taiwanesa Polytron. Su particularidad más destacada es que es transparente. Casi todas sus piezas están hechas de cristal; los únicos componentes no transparentes son la SIM y la batería (está última ha sido minimizada al máximo para no romper el efecto medusa).

No cabe duda de que es un producto bastante futurista.

3. Project Ara

Project Ara

Este prototipo de Google pretende revolucionar por completo la forma de entender un teléfono móvil. Básicamente, Ara te permite crear tu propio móvil con diferentes piezas modulares. Algo así como un smartphone-TENTE que se comercializará con un pack básico formado por la pantalla, el procesador, la batería y un conector WiFi. Lo mejor, su precio, 50 USD, y la compañía que lo promueve, aunque como les vaya como con Google +. En fin, veremos…

4. Microsoft Kin

Microsoft Kin

La serie Kin pasó bastante desapercibida. El One era de pequeña factura, portaba una pantalla de 2.6 pulgadas y un teclado QWERTY deslizable. La idea era que fuera el complemento perfecto para los adictos a las redes sociales, pero la cosa no cuajó. Suerte que aún les queda Windows.

5. Garmin Nuvifone G60

Garmin Nuvifone G60

El sector de los navegadores iba viento en popa hasta que Google lanzó Maps y cambió por completo nuestra forma de entender el acceso a un mapa. Volviendo a su época dorada, compañías como Garmin decidieron aprovechar el boom de los smartphones creando un navegador-teléfono (en ese orden) que navegaba bien, pero no era muy buen teléfono.

6. Flipout de Motorola

Motorola Flipout

Al Flipout le pasó lo mismo que a la serie Kin de Microsoft, se quedó en un delirio adolescente. El teclado QWERTY permitía postear en tiempo récord y su articulación anclada en una de las esquinas superiores brindaba un deslizamiento en plan Matrix para desplegar el teclado. Era bonito, tenía cubiertas intercambiables, y su precio acabó bajando; suponemos que se trataba de otro producto de temporada.

7. Sony Ericsson Mix Walkman

Sony Ericsson Walkman

Vamos con otro híbrido no muy acertado. A ver, en plena era del iPod crear un teléfono con reproductor MP3 no tenía mucho sentido. No era demasiado caro, algo que el usuario acaba pagando con la falta de características. Reproducía pulsando un botón exterior, y tenía un modo karaoke muy cutre.

8. Kyocera echo 13

Kyocera Echo

La doble pantalla, que está volviendo de la mano de la tecnología plegable, parecía una gran idea, una vez habían despegado los smartphones. Eso de poder juntarlas para hacer una pantalla de nada menos que 4.7 pulgadas fue novedoso entonces. Era funcional, especialmente para profesionales, y ejecutaba bien sus aplicaciones. El problema fue que las versiones posteriores no supieron desarrollar la idea original. Pasa a menudo.

9. HTC Evo 3D

HTC EVO 3D

Otra terrible escaramuza empresarial por parte de HTC, que hace unos años pretendió convencernos de que el 3D era la próxima sensación. Con este teléfono era posible tomar fotos y grabar vídeos en 3D. Sin embargo, luego los reproducía en una pantalla pequeña donde el efecto 3D no demasiado impactante. Nintendo aprendió esto mismo por las malas con la 3DS.

10. Blackphone

Blackphone

En caso, la rareza va por dentro. Está blindado con un paquete de aplicaciones centradas en la seguridad, como son Silent Phone, Silent Text y Silent Contacts. Su sistema modifica Android con la configuración Blackphone PrivatOS para lograr la máxima seguridad. Muy corriente no es, pero por algo más de 500 pavos puedes tener el teléfono de Jason Bourne.

Hasta aquí llega nuestro repaso de los móviles más extraños de la última década. Si te ha gustado alguno en especial seguro que aún puedes encontrarlo de segunda mano; todo vuelve.

Los 10 móviles más extraños que hemos visto en los últimos 10 años
5 (100%) 3 voto[s]

Ver comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Populares

Subir